Poema

Poema: ¿Me dejas llamarte «Padre»?

Autora: Dortignac, Mariana, PH: Alegre, Sonia

<< Pero el centurión respondió: «Señor, no soy digno de que entres en mi casa; basta que digas una palabra y mi sirviente se sanará >>

Mt. 5, 8

Porque me caigo, y no siempre doy amor

porque tuve dudas y mi fe se quebrantó.

aún así…

¿Soy digna de tu amor?

<< Porque yo soy el último de los Apóstoles, y ni siquiera merezco ser llamado Apóstol, ya que he perseguido a la Iglesia de Dios.

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia no fue estéril en mí, sino que yo he trabajado más que todos ellos, aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios que está conmigo>>

1 Cor. 15, 9-10

Me gustaría pensar que podría llegar a la santidad de María,

sin embargo,

casi siempre tropiezo como Pedro,

de igual manera…

¿Me dejas llamarte «Padre»?

¿Me dejas llamarte «Padre»?

Sé que debo ser un ejemplo,

imitar a Jesús,

pero hay momentos en que mi humanidad gana

y siento no merecer tu mirada;

Señor…

¿Puedo dirigirme a ti?

<< ¡Por el honor de tu Nombre, Señor,
perdona mi culpa, aunque es muy grande! >>

Sl. 25, 11

Se oye decir:

«¿Aceptas a Dios en tu corazón?»,

Me postro ante tus pies

y con miedo te pregunto:

«¿Me aceptas tu como discípula?»

«¿Me aceptas tu como discípula?»

Cuestiono, noche y día,

si permites a este mera aprendiz,

pronunciar tu nombre en oraciones;

y me sorprende que tu respuesta

sea siempre un misericordioso:

«Sí»

Imágenes: Google Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *